Leyendo a J.A. Valente (II)

sisi escribió esto a las 17:45

[...]La luz no está en la luz, está en las cosas
que arden de luz tenaz bajo la lluvia [...]

Jose Ángel Valente: “Fragmentos de un libro futuro” (Galaxia Gutenberg-Círculo de lectores, 2000)

Comparte este artículo:
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Digg
  • Facebook
  • TwitThis
  • Google
  • Live
  • E-mail this story to a friend!
  • Print this article!

6 comentarios en “Leyendo a J.A. Valente (II)”


  1. Cruzul dice:

    8) 8)


  2. Alfonso dice:

    O lo que diría un corredor: “El que aguanta, gana”. :P


  3. Cruzul dice:

    No lo pillo, Alfonso


  4. Alfonso dice:

    Interpretación (personal) del verso para cruzul:
    La luz es algo que nos ilumina, nos ayuda a encontrar nuestro camino. Pero hay luz efímera, que se apaga enseguida, como una linterna a la que la lámpara se le fundiera rapidamente. Esa luz, aunque sea luz, no sirve (“la luz no está en la luz”). Sirve la luz que resiste (tenaz: que aguanta, que no se rinde, que no abandona) la lluvia, que sigue iluminando en las peores circunstancias y por tanto nos ilumina siempre o durante trechos largos de nuestra vida (además arde:sinónimo de pasión). A partir de esta metafora de la luz tenaz, encuentro un paralelismo con las carreras. Para correr y ganar (la meta se la pone cada uno) hay que aguantar (tenacidad) y llegar al final. El que aguanta, gana.

    Bueno, perdón por la pedantería. Pero destripar versos es una de mis aficiones. :oops:


  5. Cruzul dice:

    Perdona tú, que yo tampoco sabía que destripar versos era una de tus aficciones.

    Un recuerdo sentido para todos cuantos se cruzaron y cruzan en nuestro camino manteniendo su cerillita encendida a pesar de todas las tempestades.


  6. sisifodichoso dice:

    Holas Alfonso y Cruzul,
    Todo verso ha de ser interpretado de forma personal. Yo, desde luego no conozco otra :-)
    La mía sería algo así como la de Alfonso pero no es del todo la misma … Por ejemplo, cuando dice “la luz no está en la luz” no creo que se refiera a una luz “efímera” sino a una luz simplemente externa a nosotros mismos. Esa es la que no vale, pero no por “efímera” sino por “ajena”. La luz está en nosotros, aka “las cosas” ( ;-) ), que en eso sí que estamos de acuerdo, ardemos de luz tenaz, ya sea corriendo o simplemente levantándose por las mañanas, bajo la lluvia …
    Valente estaba muy cercano al misticismo y eso se nota … o yo “lo noto así” …
    Gracias a los dos, estos comentarios, nuestras interpretaciones -que algunas veces coincidirán y otras no, pero eso en realidad es lo de menos- ayudan a incorporar los versos a nuestro vivir y sentir diario y para mí no es otro el objetivo :-)