El Capricho

sisi escribió esto a las 22:51

Parque El Capricho. Esfinges
He estado esta mañana dando un paseíto por el parque de “El Capricho” de la Duquesa de Osuna. Allá por la Alameda del mismo nombre.
cuadro duquesa de osuna
El parque es, en su origen, un jardín romántico del siglo XVIII, donde la Duquesa de Osuna, Doña María Josefa, se lo pasaba en grande con sus amiguetes, bailando, correteando por un laberinto de laureles, u observando con curiosidad científica los panales de abejas. Se podía pasear, navegar o, si la curiosidad apremiaba, buscar al ermitaño pagado por la duquesa para que campara por ahi, por supuesto sin asear … toda una delicia :-)

Durante la Guerra Civil, se construyó por debajo un bunker, formado por un montón de galerías subterráneas, del que se pueden ver los respiraderos.
Parque El Capricho. Respiraderos

Un lugar curiosísmo con un montón de historias y que merece más de una visita.

Hay más fotos en la galería.

Comparte este artículo:
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Digg
  • Facebook
  • TwitThis
  • Google
  • Live
  • E-mail this story to a friend!
  • Print this article!

5 comentarios en “El Capricho”


  1. Montse dice:

    Bonito lugar y sus historias, sus arboles, sus flores , sus formas…
    Un beso.


  2. sisifodichoso dice:

    Muy muy bonito Mon. Merece la pena leer algo sobre él y visitarlo después …
    Besos


  3. Ana* dice:

    Hoy he ido a nadar a una piscina que está muy cerca de aquí. Al salir tenía pensado comer en este parque, jeje, qué palurda soy: sólo abren los fines de semana y está tan exquisitamente cuidado que no dejan meter comida ni bicicletas. Mi gozo en un pozo, pero desde luego desde fuera lo que se se ve es precioso.


  4. sisifodichoso dice:

    Ah! pues es verdad. Se me olvidó comentar ese “pequeño detalle” de los fines de semana. Pues que faena … con este calor …
    No es un parque para bicis sino para pasearse al estilo de la duquesa, con cierta curiosidad indolente ;)
    Creo que también hay conciertos por la noche…


  5. Ana* dice:

    Nah, no ha sido tan grave. Al final me he zampado mi pan y mis alubias en un parque muy soso que había enfrente, pero al menos bajo una sombrita. me han quedado ganas de volver, eso sí. Voy a ir preparando el miriñaque 8)